La artista del tatuaje más famosa y mediática es una mujer

La artista del tatuaje más famosa y mediática es una mujer

Probablemente si piensas en un tatuador famoso el primer nombre que te venga a la cabeza sea el de una mujer: Katherine Von Drachenberg Galeano, más conocida como Kat Von D.

Tatuadora, empresaria y modelo de su línea de maquillaje en colaboración con Sephora, es una celebridad en Estados Unidos y en medio mundo, toca la guitarra, el piano, diseña moda, tiene tres libros publicados, en resumen, es como una mujer del renacimiento, (aprovechando sus palabras, ya que siempre dice que es “una mujer de otra época”).

Empezó a tatuar con 14 años y trabajó en varios estudios (al principio mentía sobre su edad porque era menor y de otra manera no podría hacerlo). Con solo 15 años ya tatuaba a una persona al día y poco a poco fue ganando experiencia haciéndose un hueco cada vez más grande en un arte donde la mayoría de tatuadores reconocidos eran hombres.

En la actualidad, seguramente está entre los artistas del tatuaje más conocidos y mediáticos del mundo. Solo como ejemplo, si buscas Kat Von D en Google obtienes: 121.000.000 resultados.

Realities

La hemos visto en varios realities de televisión, el primero fue Miami Ink (2005-2008) donde apareció sustituyendo a Darren Brass, pero su relación con Amy James (co-propietario del estudio junto con Chris Nuñez) se fue enfriando. Después de dos temporadas volvió a Los Ángeles donde abrió su propio estudio llamado High Voltage Tattoo y fue ahí donde comenzó un nuevo reality, llamado LA Ink (2007-2011), siendo su estudio y ella los protagonistas junto con un equipo de amigos y tatuadores que fue cambiando a lo largo de las cuatro temporadas y 84 episodios. Aquí podemos ver trabajar, entre otros, tatuadores de renombre como Corey Miller, Hanna Aitchison o Nikko Hurtado.

Actualmente sigue trabajando en su estudio de Los Ángeles compaginando los tatuajes con el resto de negocios y viajes promocionales de las marcas con las que trabaja, además del cuidado de su hijo recién nacido Leafar. Si viajas a Los Ángeles y quieres tatuarte con ella deberías pedir cita con muchos meses de antelación, tener a mano tu pasaporte y preparar un mínimo de 200 dólares.

¿Cómo ha conseguido destacar en un mundo tan masculinizado?

Muchos se preguntarán: ¿Cómo consigue una mujer rodeada de hombres ser la cara más conocida y reconocida en una profesión que está o estaba tan masculinizada? La respuesta seguramente es: siendo la mejor haciendo lo que mejor sabe hacer.

Esta respuesta debería ser la tónica en cualquier profesión, sin embargo, la realidad es muy diferente. Continuamente vemos casos o somos protagonistas de casos donde a las mujeres se nos minusvalora sabiendo y haciendo lo mismo que hace un compañero hombre. No conozco las estadísticas, pero seguramente antes de que Kat apareciera en televisión y visibilizara la mujer tatuadora, eran muchas menos en proporción las que querían dedicarse al mundo de la tinta y las que lo hacían seguro lo tenían mucho más complicado. No solo por ser minoría sino también en el ámbito familiar y social, no estaba tan bien visto que una mujer se dedicara a inyectar tinta y tocar cuerpos ajenos. Antes el mundo del tatuaje se asociaba solo con bandas peligrosas, moteros o presos, personas y lugares poco recomendados para moverse siendo mujer. Tampoco tengo las estadísticas actuales, pero cuando te mueves un poco por el mundo del tatuaje ves que, a día de hoy, el número de tatuadoras y el número de propietarias de estudios de tatuaje se está igualando al de tatuadores y esto es algo que mola mucho. De la misma manera el número de mujeres tatuadas se ha incrementado de forma exponencial y cada vez son más las que les quieren llenar su piel de tinta (y no precisamente solo cosas pequeñas).

Mi opinión

Personalmente, he seguido a Kat desde que empezó en Miami Ink, y creo que su trayectoria profesional ha sido increíblemente ascendente. Sin ninguna duda, el secreto de su éxito es la constancia y el trabajo duro, ser y querer ser la mejor, siempre fiel a su estilo y teniendo ese don innato de escuchar y transformar en una obra de arte los deseos de cada cliente. Los tatuajes que más disfruta, sin ninguna duda, son los retratos y, además, en una época en que muchos artistas recurren a diario al diseño mediante programas de ordenador, ella es una gran defensora del diseño a mano.

Seguramente la Kat de 15 años no pensó jamás que podría llegar a estar en el punto donde se encuentra ahora, pero lo que nadie puede negar, es que nunca ha parado de trabajar y currárselo mucho para conseguir tantos éxitos. De cualquier forma, da igual a lo que te quieras dedicar o a lo que te dediques actualmente, si quieres triunfar, busca siempre un referente que te ayude a mejorar o a querer ser mejor en lo que haces. No sabemos cierto si los referentes de Kat son Beethoven o Nietzsche ya que es una auténtica fan de ambos, pero, de cualquier manera, si no encuentras el tuyo, no importa, puedes ser tu ese referente para otros que vengan en el futuro.